¿Por qué abandonar el sedentarismo?

abandonar-sedentarismo
El estilo de vida sedentario es a menudo denominado como la enfermedad del siglo debido a los muchos males que causa a la salud.

El sedentarismo es otra manera de llamar a la inactividad física; esta ocurre cuando se gastan pocas calorías en las actividades realizadas día con día. El estilo de vida sedentario es a menudo denominado como la “enfermedad del siglo” debido a los muchos males que causa a la salud.

¿Por qué abandonar el sedentarismo?

* Las personas sedentarias pueden mejorar su salud y bienestar al realizar actividad física, aun de manera moderada.

* La actividad física no necesita ser vigorosa para lograr beneficios para la salud.

* Los mejores beneficios para la salud se pueden conseguir mediante el aumento de la cantidad (duración, frecuencia o intensidad) de la actividad física.

Los beneficios de dejar un estilo de vida sedentario

La práctica de actividad física regular en la mayoría de los días de la semana reduce el riesgo de desarrollar o morir de diversas enfermedades asociadas con la inactividad física. La actividad física regular puede mejorar la salud de las siguientes maneras:

* Reduce el riesgo de morir prematuramente.

* Reduce el riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares.

* Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes.

* Reduce el riesgo de desarrollar presión arterial alta.

* Reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon.

* Reduce la sensación de ansiedad y depresión.

*Ayuda a controlar el peso.

* Ayuda a mantener huesos, músculos y articulaciones saludables.

*Ayuda a las personas mayores a ser más fuertes e independientes.

* Promueve el bienestar psicológico.

El sedentarismo es uno de los principales problemas de salud pública. Debido a los muchos beneficios de la actividad física, es evidente cómo un estilo de vida sedentario puede ser perjudicial para la salud. La inactividad física es un problema grave de salud pública; y esto es algo que cada uno, como individuos interesados en nuestro bienestar, podemos prevenir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *