RAZONES POR LAS QUE DEBERÍAS HACER CROSSFIT

Practicar CrossFit no solo mejora tu condición física sino a fortalecer tu carácter.

 


El CrossFit es uno de los deportes más completos en nuestros días y su popularidad crece cada vez más, esto se debe a los fantásticos resultados que puedes obtener entrenado en tu Box. Una mejor condición cardiovascular, tonificación muscular y un espíritu de competencia son razones suficientes para entrenar CrossFit. Sin embargo, te invitamos a leer algunas de las razones para entrenar CrossFit.

Mayor fuerza

La esencia de las disciplinas olímpicas es la fuerza, algo que en el CrossFit juega el papel más importante. Aunque en un principio no seas capaz de escalar por una cuerda de varios metros, o de explotar hasta 80 cm en un salto, con el paso del tiempo serás más fuerte y tus habilidades físicas serán superiores. No habrá nada que envidiar a un bodybuilder o a un powerlifter, porque un CrossFiter puede llegar a cargar 200 kg en el rack frontal.

Versatilidad

Si la fuerza es la esencia del rendimiento deportivo, el Crossfit nos da nueve competencias más por desarrollar: la resistencia cardiovascular, resistencia muscular, velocidad, flexibilidad, precisión, equilibrio, agilidad, potencia y coordinación. Con el tiempo, la constancia en el Crossfit debería permitirle tener al menos un nivel respetable en todas estas competencias. ¿A caso no es esta la definición de un atleta?

Evitas la rutina

Cientos de ejercicios, numerosos WOD, muchas herramientas y muchas habilidades atléticas por desarrollar, estas son las características del CrossFit. Un día entrenas como gimnasta, al día siguiente como un levantador de pesas y dos días después como un sprinter. No hay manera de aburrirse.

Ni una fibra se queda sin entrenar

El CrossFit se vale de muchos movimientos, poniendo en juego muchos músculos, en muchos formatos, y presenta un desafío constante. Por lo tanto, te darás cuenta de tus movimientos y gestos, de la importancia del espíritu del deporte, de la importancia de la dieta. También comprenderás que el cuerpo no se limita a unos cuantos músculos notorios: articulaciones, tendones, músculos profundos, sistema respiratorio… Te convertirás en un atleta al 200%.