¿CÓMO EMPEZAR EN EL CROSSFIT?

Escoger la sala de CrossFit que más se ajuste a tus intereses es crucial para tu permanencia en este deporte.

Si has decidido que es tiempo de iniciarse en el CrossFit, pero no tienes mucha información a la mano o quieres saber un poco más al respecto, en este artículo hablaremos de puntos básicos a considerar antes de empezar en el CrossFit.

Escoger tu Box ideal

Hay una cantidad significativa de boxes (studio o gimnasio en jerga Crossfit) en las grandes ciudades. Escoger el Box correcto te ayudará a tener un buen debut en el CrossFit. Con el tiempo, se han desarrollado variaciones de CrossFit que exploran aspectos específicos de la disciplina: el acondicionamiento metabólico, fuerza, gimnasia o el levantamiento de pesas. Esto puede ser un atractivo para quienes desean perfeccionar ciertas técnicas. Sin embargo, nosotros te recomendamos un Box tradicional, donde se ofrezcan los cuatro tipos de sesiones, además de WOD (Work Out of the Day) regular.

¿Hay un mínimo de condición física necesaria?

¿Cuál es la condición física se requiere para iniciar en el CrossFit? El objetivo de CrossFit es avanzar hacia la forma física óptima. Entonces, no es muy lógico pensar en esperar. Se empieza en el nivel que puedas trabajar y, con tu entrenador, se evoluciona progresivamente. Sin embargo, los problemas cardiovasculares, la inactividad extrema, una historia de lesiones graves que requieren una atención especial, que no por ello son impedimentos para hacer CrossFit.

¿Sobre lesiones y enfermedades?

Hernia de disco, problemas de hombro, rodilla, baja de la espalda, fibromialgia y la esclerosis múltiple, es una lista de condiciones que invitan a permanecer lejos del CrossFit. Sin embargo, hay personas que padecen estas enfermedades y practican CrossFit.  Si es tu caso, debes hablar con tu entrenador, para modificar la sesión y, con el tiempo, mejorarás tu condición.

Sin duda alguna, tú también lograrás pasar por los obstáculos y seguir adelante. ¡Aclaración! Hay que ir con cuidado, por supuesto, y solicitar mayor apoyo, así como un entrenamiento personal. Recuerda, el CrossFit tiene por objetivo ayudarnos a ser la mejor versión de nosotros mismos.

¿COMER AZÚCAR ES MALO?

Consumir azúcar en exceso puede ser nocivo para la salud.

 


Uno de los problemas que más afectan la salud es la obesidad, la cual ha sido relacionada con el consumo de productos y alimentos grasos. Sin embargo, recientemente se ha encontrado a un nuevo culpable: el azúcar. El consumo azúcar refinado es la principal causa de obesidad, según algunos estudios, pero ¿por qué es tan malo consumir azúcar en exceso?

Para aquellos que no lo sepan, aunque probablemente todos lo hemos experimentado, el azúcar es una sustancia adictiva, tanto como cualquier otra droga. Sucede que el azúcar estimula la producción de sustancias químicas relacionadas con la felicidad, por lo que consumir productos azucarados puede ponernos de buenas por un rato. Sin embargo, como cualquier droga, el cuerpo genera resistencia y dependencia. Así que sufriremos de ansiedad y depresión si la cortamos el azúcar de tajo. Por esta razón es tan difícil dejar de consumir pastelillos o refrescos.

Dulce y riesgosa

A pesar de que nuestro cuerpo requiere de glúcidos o azúcares, como también se conoce a todo tipo de carbohidratos, el azúcar refinado no es de calidad para el organismo. Resulta que al consumir arroz al vapor, extraemos hidratos de carbono, así como el resto de minerales propios de este cereal. Pero cuando agregamos más cucharadas de azúcar a nuestro café, no aportamos nutriente alguno, pues el azúcar refinado es artificial e hipercalórico. De esta manera, los refrescos contienen hasta 40 gramos de azúcar refinado, el cual lejos de ser aprovechado por el organismo, pasa a perjudicarlo. Así es como las calorías extras llevan al sobre peso, y el elevado nivel de azúcar en sangre dispara el diabetes.

Eliminar su consumo

Te recomendamos regular el consumo de azúcar y, de ser posible, eliminarlo. El azúcar, aunque dulce, puede llegar a ser tan adictivo como la cocaína porque nos hace liberar dopamina, la famosa hormona del placer. Pero también causa desajustes con la insulina y corremos el riesgo de contraer diabetes y vivir condicionado de por vida. ¿Aún te parece dulce?