Escoger calzado para running

running-shoes
Antes de escoger una zapatilla debemos comprender los conceptos básicos de la pisada.

Probablemente lo primero que volteamos a ver en un corredor son sus zapatillas. Las zapatillas para running son el símbolo de un corredor y el gasto más caro y frecuente que deberá hacer a lo largo de los kilómetros. Algunos corredores, incluso personas que no corren, desarrollan un fanatismo tan grande por el running shoe, que se vuelven coleccionistas. Y es que, seamos honestos, quién no se emociona al ver los modelos despampanantes de Nike, Adidas o Saucony…

Ergonomía antes que diseño

Controlemos nuestros impulsos, el diseño (estético) no lo es todo. Antes de escoger una zapatilla debemos comprender los conceptos básicos de la pisada. Sí, existen diferentes tipos de pisada y de pie, por lo que las marcas deportivas fabrican calzado orientado a un tipo específico de usuario. Así mismo, debemos entender un poco cómo funciona la pisada, sus puntos de contacto con el suelo, reacción, etc. Pero no te abrumes, abordaremos de manera clara todo lo que necesitas saber para escoger una zapatilla de running.

La pisada neutra

La mayoría de las personas tienen una pisada de tipo regular, es decir, que al momento de caminar impactan con el talón y luego el peso del cuerpo se distribuye sobre el arco del pie, sin cargarse a los lados, para despegar con el dedo pulgar del pie. Si tus zapatos viejos no se deforman hacia adentro o hacia afuera, tienes pisada neutra. En este caso te conviene escoger una zapatilla neutra, las cuales constituyen la mayor parte de los modelos. Puedes reconocer este tipo de calzado por la ausencia de un arco pronunciado en el zapato.

Pronadores

Si tus zapatos viejos tienden a deformarse hacia adentro, tienes pisada pronadora. Esto significa que cuando caminas, a diferencia del neutro, el pie se gira hacia adentro y cargas el peso hacia el interior. Esto pude ser complicado ya que no usar la zapatilla correcta hará que te lesiones a menudo, por la tensión a la que sometes tus tendones y articulaciones. En este caso te recomendamos una zapatilla para pronador, esta se caracteriza por tener un arco pronunciado en el zapato.

Supinadores

Si tus zapatos viejos se deforman hacia afuera, tienes pisada supinadora. Es el caso opuesto al pronador, tu pie se carga hacia afuera al momento de caminar. Debido a que el porcentaje de personas con esta pisada es bajo, en términos de la industria, no existen zapatillas para supinador. Por suerte, las zapatillas regulares están diseñadas para controlar la pisada supinadora. Así que tienes suerte, podrás usar la misma zapatilla que el corredor neutro. La recomendación es una zapatilla neutra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *